Saltar al contenido

Carving: qué es, qué talla elegir y cuáles son sus ventajas

carving

Desde que el esquí se convirtió en deporte, ¡no ha parado de evolucionar!

Los primeros esquís eran de madera y, con el paso de los años, han ido cambiando de material, forma y soporte hasta convertirse en los modelos modernos y livianos que conocemos en la actualidad. 

Yo, que creía que ya todos los esquís estaban inventados, me quedé de piedra cuando el otro día vino a visitarme un viejo amigo con un par de esquís carving.

Rápidamente le pregunté: “¿qué es eso que tienes ahí?”. A lo que me contesto: “son unos carving, lo último que se ha diseñado en material de esquí”.

Acto seguido, intenté buscar y recopilar toda la información que existía acerca de los carving y, desde entonces, confieso que soy un fan incondicional de este tipo de esquís. 

Para que no te sorprendas como me pasó a mí, te invito a leer esta guía completa sobre el esquí carving y sus ventajas.

¿Qué es el esquí carving?

esquis carving

El esquí carving nació a raíz de esa competencia que empezó a generar el snowboard ante el esquí tradicional.

En vista de que cada vez, más personas compraban tablas de snow, los fabricantes de esquís decidieron introducir en el mercado un nuevo modelo que fuera más sencillo y manejable

Se trata de un tipo de esquí que está enfocado más a la diversión que a la competición.

Esto se debe a que los esquís carving son un poco más anchos en la espátula, la parte delantera, que en la cola. Y en la parte media, lo que conocemos como patín, son mucho más estrechos que los esquís tradicionales. 

La principal diferencia que sentirás al usar unos carving es que los giros son mucho más fáciles de hacer y controlas más la velocidad. Por esta razón, cada vez son más los principiantes o riders de experiencia media que prefieren un par de carving para divertirse y pasárselo bomba.

Traducción de carving

Muchas personas me preguntan por qué han llamado “carving” a este tipo de esquí.

La respuesta a esta pregunta está en la traducción del inglés al español: “cortando nieve”.

Y se le puso este nombre porque, en el momento en que se hace el giro, los esquís carving cortan la nieve. Una maniobra que también se conoce entre los esquiadores como viraje carving

Los primeros esquiadores que usaron estos esquís no tardaron en darse cuenta de que, para esquiar con ellos, había que cambiar la técnica.

Lo cierto es que los carving requieren de movimientos más sutiles y precisos, piernas separadas, el peso bien balanceado sobre los esquís y otra serie de normas que te contaré otro día. 

¿Cuál es la talla de esquí carving según mi altura?

tecnica esqui carving

Si estás pensando en hacerte con un par de carving, es importante que, antes de ir corriendo a la tienda, sepas calcular tu talla según tu altura.

Para elegir unos esquís tradicionales, la recomendación es siempre optar por unos un poco más altos que tú.

Pues, con los carving, sucede todo lo contrario

Para escoger tu talla, lo ideal es optar por un par de esquís que midan menos que tu estatura, es decir, que sean más cortos que tú.

Así que ya sabes, antes de ir corriendo a la tienda, es importante que sepas tu medida y tu peso para que le digas al dependiente que te ayude a escoger la talla correcta de esquís carving. 

Ventajas de los esquís carving

Ya para finalizar, quiero compartir contigo algunas ventajas que tienen los esquís carving sobre el resto. Veamos cuáles son: 

  • Son ideales para aprender a esquiar más rápido, y de forma correcta. 
  • Su diseño, más ancho adelante que en la cola, permite que sean mucho más fáciles de utilizar
  • Resulta mucho más sencillo girar en la nieve, con menor esfuerzo físico y con más eficacia.  
  • Son aptos para todo el mundo, tanto para principiantes como para esquiadores con experiencia. 
  • Son más cortos y, por lo tanto, resultan más fáciles de transportar dentro y fuera de la estación. 

Ahora que ya sabes qué son los esquís carving, cuéntame qué te han parecido. ¿Te han entrado ganas de probarlos?

Si es así, no te quito más tiempo, elige unos muy chulos y, cuando vengas a Sierra Nevada, no te olvides de visitar a tu amigo Green. ¡Hasta la próxima!